Casa Sentires

Posted on octubre 22, 2010 por

0


La Casa Sentires es un proyecto de colaboración entre la Fundación Sentires y el colectivo Triptópolis. Sentires es una fundación sin ánimo de lucro que lleva más de dos años trabajando con la niñez en el barrio el Tesoro, Localidad de Ciudad Bolívar. Sentires brinda un apoyo nutricional, psicológico, pedagógico y lúdico a niños y niñas que no tienen acompañamiento en el tiempo después de la jornada escolar. Triptópolis es un colectivo de profesionales en el campo de Arquitectura y Urbanismo, con experiencia en el desarrollo de proyectos  e investigación.
La Fundación Sentires actualmente trabaja en una edificación arrendada que ha sido adecuada en la mejor medida, con los recursos disponibles, para el trabajo con la niñez. Sin embargo, la edificación se ha quedado pequeña ante la creciente demanda de la población vulnerable del barrio. Adicionalmente, según la nueva normativa del Plan Maestro de Equipamientos de Bienestar Social (Decreto 316 de 2006) y la normativa urbana de la Unidad de Planeamiento Zonal El Tesoro; las edificaciones destinadas a la atención a la niñez deben cumplir estándares mínimos de confort y seguridad que son difíciles de garantizar en la edificación actual.
Por estas razones, la Fundación Sentires ha iniciado una colaboración con el colectivo de Arquitectos para proyectar una nueva sede acorde a las necesidades de los niños y a la legislación actual. En el marco de este proyecto, el grupo de trabajo ha planeado que el diseño de esta nueva sede cuente con una activa participación de los niños. Se busca no sólo generar un diseño participativo, sino que también el proceso sea un medio para inculcar en ellos una nueva percepción espacial de su entorno, de cómo pueden imaginarse el espacio de sus sueños y expresarlo a través de distintos medios: pintura, dibujos, maquetas o por medio de la palabra. Al final el proceso les enseñara que lo que imaginaron puede ser posible construirlo en la realidad.
El proceso fue dividido en una serie de 4 talleres con el grupo de arquitectos, la Fundación Sentires y otros profesionales invitados, que trabajaron con los niños en sesiones los sábados en la mañana. Durante la primera sesión los niños escucharon un cuento, después de esto fueron llevados a recrear las escenografías de éste en distintos espacios de la casa. De esta manera los niños ejercitaron su capacidad de imaginar y representar lo que estaba en su mente.
En el segundo taller se llevó a los niños a recorrer su barrio, más tarde a través de grandes pliegos de papel ellos, conjuntamente, dibujaron su barrio, los lugares que recorrían, que reconocían y que les agradaban; finalmente todos en conjunto construyeron una maqueta de El Tesoro con los materiales que encontraron en la casa y en el barrio. A través de este taller se inculcó en ellos un sentido de pertenencia y reconocimiento del espacio que habitan. Adicionalmente, el grupo de arquitectos, aprendió cómo los niños identificaban y calificaban los lugares comunes del vecindario.
El tercer taller llevo a los niños a conocer un nuevo lugar, que los acercara al diseño urbano y arquitectónico de calidad. Se llevo al grupo al campus de la Universidad Nacional y en este marco, se hizo una visita especial al edificio de Posgrados de Ciencias Humanas del reconocido arquitecto Rogelio Salmona (1929-2007). En el campus de la Universidad, caracterizado por sus amplios espacios verdes, los niños reconocieron un lugar donde podían entrar en contacto con la naturaleza, jugar y tener un primer acercamiento con la ciencia. En el edificio de posgrados de grandes calidades arquitectónicas, los niños encontraron espacios diseñados expresamente para el juego, la relajación y el disfrute.
En el cuarto taller, los niños fueron ya encomendados a expresar el diseño que deseaban para su casa Sentires. A través del ejercicio de la Bitácora, o cuaderno de dibujo, los niños plasmaron cómo se imaginaban los principales espacios de la casa, el acceso, el patio, el auditorio, el aula múltiple-comedor, las aulas y la biblioteca. Con este ejercicio, el colectivo de arquitectos, preparará una propuesta arquitectónica para la casa Sentires. Esta propuesta será presentada a los niños a través de distintos medios, sketchs, renders, animaciones y modelos 3D. A partir de esta presentación se generará un quinto y último taller en el cual los niños expresarán su opinión sobre el diseño y junto con los arquitectos elaborarán la propuesta final para ser presentada en la Tercera Noche Sentires, fiesta anual realizada por la fundación para recoger fondos para el nuevo año.
Los talleres y el proyecto son una iniciativa de trabajo multidisciplinar de jóvenes profesionales hacia un objetivo de responsabilidad social e interacción en un contexto de alta desigualdad social como el colombiano. Es por esto que consideramos que esta iniciativa no solo ayuda al desarrollo y educación de los niños, sino también a la construcción de una sociedad más equitativa.

Anuncios